Inicio / Noticias / En Santiago de Cuba Festival de la Bacona por el Día Mundial del Medio Ambiente

En Santiago de Cuba Festival de la Bacona por el Día Mundial del Medio Ambiente

Versión para impresiónEnviar por correo
En áreas del parque Baconao se desarrollará el Festival La Bacona
Autor: 
M.Sc. Miguel A. Gaínza Chacón / Fuente: Periódico Sierra Maestra

Como parte de las actividades para celebrar en este territorio el 5 de Junio, Día Mundial del Medio Ambiente, se desarrolla un programa que incluye este domingo, el tradicional Festival La Bacona, en la zona del Parque Baconao.
Esta será la edición 20 del festejo, que está organizado por el Centro Provincial de Patrimonio Cultural y se desarrollará en las instalaciones del Museo de Historia Natural Dr. Jorge Ramón Cuevas, en el perímetro del Parque.
Otras acciones se realizarán en la provincia santiaguera en ocasión del Día Mundial del Medio Ambiente que fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 1972, y celebrado por primera vez el 5 de junio de 1974, fecha escogida para la efeméride.
En el territorio santiaguero ningún sitio ofrece mejor entorno para esta celebración que el “Baconao”, una zona agreste, montañosa y costera a 20 kilómetros en el este de la ciudad, que abarca una superficie de más de 84 600 hectáreas y fuera declarado por la Unesco en 1987, Reserva Mundial de la Biosfera.
Hurgando en las tradiciones, se encuentra que el nombre le viene al lugar de una antigua leyenda que sitúa a un niño indígena en la etapa Precolombina, que vivió por estos montes.
La fábula relata que el indiecito, muy hábil en la pesca y en la natación, gustaba de sentarse a la sombra de un árbol mágico llamado Bacona y que este lo enseñó a tocar música con los caracoles de la cercana laguna. Por tal motivo comenzaron a llamar Baconao al indiecito.
Un día el niño salió a pasear al monte y nunca más se supo de él, pero con el tiempo los pobladores escuchaban entre los árboles la música que el indiecito hacía con los caracoles y comenzaron a llamar al sitio como Baconao.
Al margen de la leyenda, desde hace décadas el Parque es administrado por el CITMA (Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba) y el SNAP (Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Cuba).
El CITMA es el órgano estatal que se encarga de dirigir, ejecutar y controlar la política del Estado y del Gobierno en la actividad científica y tecnológica, la política ambiental y de uso pacífico de la energía nuclear, asegurando su desarrollo y evolución de una manera coordinada para contribuir al desarrollo sostenible de la República Cubana.

 

Elementos de la prehistoria se recrean en el parque Baconao

 

El SNAP reúne al conjunto de las áreas naturales, terrestres y marinas que revisten interés nacional, regional y mundial, con la misión fundamental de garantizar la protección y conservación a largo plazo de los recursos naturales y del patrimonio natural nacional para uso de las actuales y futuras generaciones, y propiciar el desarrollo sostenible del país.
El Parque Baconao es, además, reserva de la biosfera y forma parte del programa El hombre y la Biosfera.
La zona, que se extiende a lo largo de unos 60 kilómetros lineales en el este de la urbe de Santiago de Cuba rumbo a la vecina provincia de Guantánamo, cuenta con numerosos atractivos naturales y otros creados por el hombre; instalaciones turísticas, y en su conjunto es un refugio de vida salvaje y plantaciones de café.
De entre los espacios más singulares del “Baconao” aparece La Gran Piedra, situada a más de 1 230 metros sobre el nivel del mar, imponente roca volcánica de 51 metros de largo, 25 de alto, 30 de ancho, más de 63.000 toneladas de peso, con una escalera de 459 peldaños hasta la cima donde hay un mirador.
También, se localizan en el Parque, por ejemplo, el Valle de la Prehistoria, con sus más de 220 esculturas de dinosaurios y animales prehistóricos hechos a tamaño natural, y la Granjita Siboney, desde donde salieron Fidel Castro Ruz y sus compañeros revolucionarios hacia el asalto al Cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953.
Se ubican en el entorno, además, el Museo del Transporte Terrestre, con más de 2 500 réplicas en miniatura de autos de numerosas marcas; el Acuario, con sus delfines amaestrados y un túnel submarino; la Laguna de Baconao (de donde el indiecito sacaba los caracoles para hacer música), con la reproducción de una villa de la tribu de los taínos, que fueron de los primeros moradores de Cuba; el Prado de las Esculturas, que se asegura es la colección a cielo abierto más completa del país, con unas 20 piezas monumentales “afincadas” en unas 40 héctáreas...
En toda esta zona tan singular, se estará celebrando con especial énfasis el venidero 5 de junio, el Día Mundial del Medio Ambiente.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar que no es un robot.
Image CAPTCHA
Ingrese los caracteres mostrados en la imagen.

Otras Noticias